EL REGALO PERFECTO: APRENDER A SOLTAR Y A ESTAR PRESENTE

. 4 minuto leído

Un año más...
Hace unos días fue mi cumpleaños 29 y les debo confesar que es una de las fechas que más disfruto en la vida, cada año es muy especial, pero este llego lleno de enseñanzas.
Conforme vas creciendo la percepción sobre lo que importa en la vida va cambiando.

Acabo de cumplir 29 años, llegando a ese famoso 30 piso que son los nuevos 20’s.

Y en este artículo me encantaría poder compartirles algunas formas de ver la vida, que cambiaron conforme he ido creciendo, y que posiblemente se podrán identificar con alguna:

A veces las pérdidas no son tan malas como parecen:
Este último año vaya que ha sido diferente en ese sentido, creo que nunca había experimentado pérdidas reales, ósea, recuerdo hace muchos años que perder un billete o un arete para mí era triste (hahaha ilusa). Este último año perdí cosas realmente valiosas, puedo comenzar con el divorcio de mis papás, con el fin de una amistad de casi 20 años, con la pérdida de una estabilidad al saber que una de mis mejores amigas tuvo un fuerte problema de salud... wow! Madres! Y sé que alguien puede estar experimentando otro tipos de pérdidas aún más dolorosas. Pero me di cuenta de algo. A veces las cosas no son tan malas, simplemente son procesos de enseñanza para seguir avanzando, porque realmente nada es eterno y nada es absoluto, por eso me di cuenta que la separación de mis papás era para que cada uno buscara nuevamente su felicidad y que lo maravilloso que es cada uno para mí, no iba a cambiar.
Que si una amiga o un amigo decide alejarse por la razón que sea o tú lo decides, no está mal, a veces tiene que salir 1 para llegar 2, y no es que alguien sea el malo, es que simplemente nuestros objetivos, nuestras emociones cambian y a veces ya no empatan y con el tema de mi amiga y su salud, me di cuenta que una enfermedad puede ser una oportunidad, para vivir nuevamente, es muy difícil porque se necesita mucha fe y esperanza, pero a mí me quedo claro que no quiero perder el tiempo en tonterías, cuando la gente que amo está aquí conmigo.

Nadie más lo hará por ti:
Queremos tantas cosas, pero no queremos pagar la factura. Quisiéramos un mejor trabajo, pero a veces no queremos exigirnos, queremos emprender pero no queremos perder el cheque, quisiera cuidar mi salud pero es más fácil seguir haciendo lo que hacemos... en un curso aprendí que nunca salimos de la zona de confort, porque siempre se puede más. Me puse a pensar cómo y me di cuenta que realmente el cambio en hábitos, pensamientos, actitudes nos puede llevar a estar en constante crecimiento.
Yo respeto la vida que cada quien quiere vivir pero no es válido que quieras vivir una vida y no la estes viviendo.
He llegado a la conclusión que todo se puede, si tenemos: DECISIÓN. Sí lo piensas, desde que abrimos los ojos estamos tomando decisiones y son ellas las que nos van a llevar a vivir una vida extraordinaria o aúnicamenteo estar aquí... flotando como pato de hule.
¿Quieres bajar de peso? Decide si quieres tomar más agua que coca
¿Quieres un ascenso en tu trabajo? Decide si quieres seguir actuando como lo que eres o vas a actuar como a dónde quieres llegar.
¿Quieres una mejor relación con tu familia? Decide si quieres hablar con ellos, decirles cuánto los amas y demostrarlo.
Existe un sinnúmero de pretextos (yo lo sé perfectamente) pero recuerda que el tiempo es un recurso que no vuelve ¿Quieres una relación sana? Porque sigues escogiendo a ese patrón dañino
¿Que importa lo que opinen? Ufff! En eso les confieso que soy experta jajajaja y en el sentido de que honestamente, mucho mucho tiempo (puedo confesar que es una lucha constante) me ha importado lo que los demás piensen.
Y es cómo fracasar, ¿Qué va a decir la gente? ¿Cómo reírme como loca? ¿Que va a decir la gente? ¿cómo hacer un sitio en internet? ¿Que va a decir la gente?, que me creo quien.... jajajaja hasta que entendí que la gente no es ¡YO!

Hasta que acepte y decidí defender quien soy, hasta que entendí que las cosas son para mí y la vida que quiero vivir, porque siempre, siempre van a existir opiniones, sobre lo qué haces bien o haces mal, pero carajo, tú eres el juez que toma la decisión final, en 1 año, en 5 o 10, vas a decir: porque los escuche, posiblemente mi vida hoy sería diferente, tenemos que aceptar nuestros propios errores y nuestros propios aciertos, porque cada uno de nosotros estamos viviendo nuestro momento.

Realmente solo tenemos 1 vida:
Honestamente solo tenemos este segundo que estamos viviendo porque todo puede pasar en el segundo siguiente, justamente estoy escribiendo esto en un avión y claro que voy con toda la emoción de disfrutar a donde voy, pero realmente solo soy dueña de estos segundos y quiero disfrutarlos sin pensar en lo que va a llegar o en lo que puedo hacer mañana, porque no quiero pensar que existe un mañana quiero disfruta cada segundo, y eso no significa que voy a vivir la vida loca (bueno a veces jajaja) significa que quiero estar presente en cada momento de mi vida.

Somos tan afortunados. Este año tengo tanto que agradecer, y es que sigo aquí, conociendo personas increíbles, con un trabajo que me encanta, conociendo nuevos lugares, disfrutando de mi casa que amo, tomando un café o un buen tequila con los amigos, viendo a mi familia crecer...

Olvidemos querer tener lo que no tenemos... Abracemos lo que tenemos y sigamos caminando paso a paso, para poder disfrutar cada cosa.

                                         Con amor, Citlalli Barraza